Los principios de la parentalidad positiva

La parentalidad positiva se refiere al comportamiento de los padres y madres centrados en las necesidades de los hijos e hijas para su pleno desarrollo en un contexto de afecto y reconocimiento, sin el uso de violencia.

texto alternativoAdemás, aunque existe una gran diversidad de modelos familiares con una extensa variabilidad en la realización de la tarea de ser padres y madres, el ejercicio de la parentalidad positiva se sustenta en una serie de principios básicos de actuación. Como son los vínculos afectivos cálidos, protectores y estables para que los hijos e hijas se sientan aceptados y queridos; el desarrollo de un entorno estructurado que proporciona modelo, guía y supervisión para que aprendan las normas y valores sociales; la estimulación y apoyo al aprendizaje cotidiano y escolar para el fomento de la motivación y de sus capacidades; el reconocimiento del valor de los hijos e hijas, mostrar interés por su mundo, validar sus experiencias, implicarse en sus preocupaciones, responder a sus necesidades; la capacitación de los hijos e hijas, potenciando su percepción de que son competentes y capaces de cambiar las cosas e influir sobre los demás; la educación sin violencia, excluyendo toda forma de castigo físico o psicológico degradante, por considerar que el castigo corporal constituye una violación del derecho del niño o niña al respeto de su integridad física y de su dignidad humana, que genera en una imitación de modelos inadecuados de relación interpersonal y los hace vulnerables ante una relación de dominación impuesta por la fuerza. En definitiva, la parentalidad positiva es una actitud de los padres y madres a comprender la importancia de educar desde el afecto, teniendo una perspectiva positiva de su rol parental, reconociendo que los hijos e hijas necesitan de un entorno pacífico, cariñoso, lejos del uso de la violencia para desarrollarse plenamente en la sociedad independientemente de la diversidad familiar.

Cómo proteger a nuestro bebé de los cambios de temperatura

El mes de septiembre suele ser una época de múltiples cambios de temperatura. Los días comienzan a acortarse, las mañanas suelen ser frescas, y las tardes aún cálidas. Estas diferencias de grados pueden provocar algún que otro resfriado, sobre todo en los más pequeños, por lo que prestar atención a algunos trucos hará que los efectos no lleguen a sentirse.

texto alternativoEn el blog 'bebeseguro' enumeran diferentes consejos para proteger a los más pequeños de los cambios de temperatura que se suceden, generalmente, en el mes de septiembre, siendo un mes de cambio del verano al otoño.Como puede ser llevar siempre una chaqueta o una mantita en el coche, con la que se pueda arropar al pequeño en el caso de que haga frío. Al salir por las mañanas ya iremos más abrigados que en el mes de agosto, sin embargo, contar con algo de ropa extra nunca viene mal.

La educación es una tarea de todos y todas

A menudo, cuando pensamos en la palabra educación, creemos que nos referimos a la formación que se imparte en las aulas, en los colegios. Pero, educar es un término mucho más amplio, que hace referencia a la relación que establecemos con los demás y que estos establecen con nosotros, es decir, en todo momento estamos educando a los demás y estos nos educan a nosotros.

texto alternativoLa familia es el primer contexto en el que nos desarrollamos, aprendemos a comunicarnos con nuestros padres y madres, a caminar, a entender cómo debemos comportarnos y actuar delante de otras personas, así como la ética en la relaciones sociales. Estos elementos de comportamiento social son también parte de la educación de los hijos que, en este caso, son los padres los que la llevan a cabo. La educación impregna toda la relación que se establece entre padres e hijos, continuamente estamos educando como padres e incluso, los hijos también educan a los padres. Nadie nace enseñado y los padres van aprendiendo poco a poco qué es lo que los hijos necesitan de ellos y su papel como educadores de los más pequeños de la casa. Por estos motivos, la educación es tarea de todos y todas, pues se necesita una tribu para criar a un niño o una niña, el conjunto de personas que formamos la sociedad, que formamos una familia, somos responsables de la educación de los hijos e hijas. En definitiva, cuando veamos la palabra educación debemos pensar en la relación que se establece entre padres e hijos, en la relación entre un profesor y sus alumnos, entre el vecino y los hijos, entre los amigos, la comunidad en general. Todo es educación.

¿Cómo manejar los caprichos del bebé de 15 meses?

Quizás habrás notado que durante esta etapa tu bebé comienza a tener algunos caprichos, se empecina en hacer ciertas cosas que no están a su alcance o se niega a hacer lo que le pides. Es algo normal, forma parte del desarrollo de su personalidad y no debemos confundir estas reacciones con los caprichos de los niños mayorcitos.

texto alternativoEn la web 'parabebes' explican la importancia de gestionar adecuadamente las rabietas de los bebés de 15 meses, pues es importante entender que esta manifestación de sentimientos y frustración es la única forma que tienen de expresar sus emociones. Por ello es importante que los padres se muestren comprensivos y tengan paciencia pero también deben tener presente que ser demasiado blandos y romper continuamente las reglas ya establecidas no es una buena alternativa porque podría darle alas al niño y sentar las bases para las rabietas del futuro.

Balance del rinoceronte naranja. Primer mes intentando vivir sin gritos

Buenas noticias, llevo sin gritar-gritar, lo que se dice soltar improperios con cara de loca en voz alta, más de cinco semanas. El tiempo que hace que salí del armario y escribí aquí sobre el reto del rinoceronte naranja, es decir, de intentar vivir sin gritar a nuestros hijos, y os invité a uniros. Ahora es el momento de hacer un primer balance y de invitar a quienes os lo perdistéis y sintáis que tenéis el mismo problema a sumaros

texto alternativoCecilia Jan expone en el blog 'De mamas & de papas' su experiencia de estar un mes sin gritos, una meta que se ha propuesto para poder dialogar con los hijos de una manera más adecuada sin el uso de los gritos en los enfados con los más pequeños. A menudo, los padres y madres hacen uso de este recurso para hacer callar a los hijos e hijas o para que dejen de portarse mal, sin embargo, el uso de gritos es un recurso negativo que puede generar ansiedad y frustración en los más pequeños. Desde las teorías de la Parentalidad positiva se comprende que los hijos e hijas deben desarrollarse en un entorno de protección y cariño desde una perspectiva positiva, en la que se empleen herramientas de diálogo, comprensión y negociación entre los miembros de la familia, como medida para que se genere un contexto afectivo.

'Educar en Positivo' se ha presentado en el XVI European Conference on Developmental Psychology en Lausanne del 3 al 7 de Septiembre

El programa 'Educar en Positivo' se ha presentado al 16º Congreso de la Asociación Europea de Psicología Evolutiva, celebrada este mes de septiembre en la ciudad suiza de Lausanne.

texto alternativoCon motivo de la celebración del Congreso de Psicología Evolutiva que se desarrollaba este año en Suiza, se ha presentado el programa de educación parental online 'Educar en Positivo', exponiendo el reto que supone aplicar un programa destinado a la educación de padres y madres en Internet, con el uso de las nuevas tecnologías y la aplicación de la metodología experiencial en un formato interactivo, para acercar a padres y madres con las mismas inquietudes en la educación de sus hijos e hijas, con la finalidad de que asuman un papel positivo de su rol parental.

Página 14 de 25